Las prioridades del sector empresarial ante la emergencia sanitaria

Las prioridades del sector empresarial ante la emergencia sanitaria

Sin duda la pandemia causada por Covid-19 transformará las reglas de operación de las empresas productivas de todo el mundo, ya que tendrán que adoptar nuevos modelos de negocio para planificar su recuperación. El brote causado por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 afectará a empresas de todos los tamaños, por lo que habrán de replantear sus objetivos de negocio para poder anticipar futuras crisis.

Las pequeñas y medianas empresas, al ser pilares de la economía nacional, deberán evaluar la solidez de su gestión e implementar los mecanismos necesarios para hacer frente a los retos por venir. En LUMO Financiera del Centro, conscientes y preocupados por el futuro empresarial de México, presentamos algunos mecanismos que han adoptado instituciones globales para renovar sus negocios o planificar su recuperación. Bien pueden servir de ejemplo para afrontar esta “nueva normalidad”.

Lo primero que las empresas deben hacer es garantizar la seguridad y el bienestar de su personal. Un ajuste irremediable será el de flexibilizar horarios para trabajar a distancia y de forma segura, cuando su actividad no sea esencial. En casos en los que no sea posible el trabajo remoto, las empresas deberán proporcionar medidas de protección para su personal. 

Por otro lado tendrán que vigilar vulnerabilidades internas, así como contar con un plan de acción ante emergencias de cualquier otra índole. Ante este panorama es necesario que garanticen un apoyo continuo a empleados, proveedores, inversionistas y autoridades reguladoras competentes. Una vez controlado el brote de Covid-19, empresarios tendrán que revisar sus planes de continuidad así como reevaluar la solidez de su gestión frente a la crisis. 

En LUMO Financiera del Centro nuestra mayor motivación es participar de forma activa en la reactivación económica de México, cuidando antes que todo la salud de quienes hacen posible que nuestra industria se desarrolle. La mejor forma de hacer frente a este enorme reto deberá ser a través de una estrecha y coordinada colaboración entre el sector empresarial y la sociedad mexicana en general. #LUMOaLaDistancia