La importancia del campo mexicano en tiempos de Covid-19

La importancia del campo mexicano en tiempos de Covid-19

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 evidenció la importancia del campo mexicano para garantizar el oportuno abasto de alimentos a la población. Sin embargo, también hizo evidente que el campo mexicano enfrenta rezagos que inhiben su potencial. Ante esta situación es indiscutible la necesidad de contar con una agricultura competitiva y tecnológica, capaz de hacer frente a los retos por venir.

Según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, México cuenta con una superficie sembrada de 21.6 millones de hectáreas y una cosechada de 20.8 millones. Por si fuera poco, en este sector trabajan alrededor de 6.9 millones de personas que representan el 12.4 por ciento del total de los empleos que se generan en el país.

El campo mexicano genera 748 productos, es el onceavo mayor productor a nivel mundial y el tercero en América Latina. La cosecha nacional comprende maíz, caña de azúcar, aguacate, chile verde, jitomate, alfalfa, arroz y café. Los principales estados productores son Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Veracruz, Chihuahua y Sonora. De acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), estas seis entidades del país producen más del 53% del valor generado por la agricultura en México.

Además, el campo mexicano es la actividad central para el sector rural de nuestro país, donde viven al menos 24 millones de mexicanos, es decir, la cuarta parte de la población nacional, esto seegún datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés). 

Sin duda la emergencia sanitaria por Covid-19 evidenció que es necesario seguir apoyando al campo mexicano con herramientas, capacitación y tecnología. En LUMO Financiera del Centro, a cargo del director general Luis Montaño, seguimos trabajando a la distancia con gobiernos de todo el país para fortalecer la infraestructura del campo mexicano.